Apunta't al Club Lector

dimecres, 11 d’abril de 2012

"Villalonga és un autèntic personatge de novel·la". Maria de la Pau Janer entrevista Miquel López Crespí

L'escriptor de sa Pobla ha estat entrevistat per Maria de la Pau Janer en la secció "A vueltas con la vida", dins del diari Última Hora. En la conversa, arran de la publicació de "Les vertaderes memòries de Salvador Orlan", Miquel López Crespí aprofundeix en la història personal d'un dels autors mallorquins més destacats del segle XX, en Llorenç Villalonga, i la seua participació en la Guerra Civil, a qui qualifica com una persona "cínica, covarda i egoísta" i un escriptor "amb dues novel·les molt interessants. 'Bearn' i 'Mort de dama', i altres que no són tan excelses".


Miquel López Crespí acaba de publicar 'Les vertaderes memòries de Salvador Orlan', la segunda parte de una trilogía sobre el escritor mallorquín Llorenç Villalonga. López Crespí ha vivido intensamente la aventura de sumergirse en nuestra historia reciente para explorar las miserias y analizar la psicología contradictoria e interesante del autor de 'Bearn'.

- ¿De dónde surge el título de su último libro?

Se titula Les vertaderes memòries de Salvador Orlan. Se basa en las Falses memòries de Salvador Orlan, una autobiografía novelada del escritor Llorenç Villalonga en la que encontramos su visión de la Guerra Civil, y de la Mallorca de los años 20, 30, 40… En realidad mi obra forma parte de una trilogía sobre Villalonga. El primer libro fue Una Arcàdia feliç publicada por Lleonard Muntaner y premio Pere Colom 2010.

- ¿Por qué esa primera parte se titular 'Una Arcadia feliz'?

La expresión parte de unas palabras de Villalonga con las que pretendía definir cómo era Mallorca durante la Guerra Civil. Explicaba que la vivió en Binissalem, donde podía escribir tranquilamente ensayos literarios, mientras los payeses le visitaban para ofrecerle los frutos del campo. Se casó con Teresa Gelabert en noviembre de 1936, en plena guerra, y se fueron a vivir a la casa de ella en el pueblo. En realidad, ambos libros formaban parte de una única obra que comienza en julio del 36 y dura hasta mediados del 37. Una novela que he tenido que adecuar por cuestiones editoriales en dos volúmenes

-Hábleme de su interés por Villalonga.

-Me interesa Villalonga porque él mismo es un auténtico personaje de novela, y también por la época que le tocó vivir: la anterior a la República, la República, la Guerra Civil y la postguerra. Fue un personaje conflictivo e interesante. Tuvo una gran capacidad de adaptación a cada circunstancia histórica. Cuando tuvo que ser falangista, lo fue. Cuando tuvo que ejercer como catalanista, lo hizo.

- Un personaje ciertamente complejo.

- Me lnteresan las contradicciones de un intelectual joven que leía a Proust y a Voltalre... Recordemos que el protagonista de Bearn, don Toni, que era un alter ego suyo, porque representaba quien hubiese querido ser realmente, también leía a esos mismos autores. A Villalonga sólo le preocupaban sus intereses. Su obsesión era ser escritor. Primero lo intentó en castellano, pero no fue reconocido como tal. En un determinado momento, le 'descubren' algunos personajes importantes de la literatura catalana, como el editor Joan Salas, el investigador Sanchis Guarner, el poeta Josep Maria Llompart... Se fijan en él porque a principios de los 60 había un vacío en la novela en lengua catalana en Mallorca. Habia muchos poetas, pero aún no había aparecido la llamada generación de los 70.

Reproducció de part de l'entrevista publicada al diari Última Hora.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada